Léeme!: Bienvenido a las Crónicas de Ávalon Esmit. Antes de nada, comentarte que ésta historia pertenece a una Saga o Conjunto de Historias cuyo eje principal son éstas Crónicas, compuesta por tres Libros: Semiya, Siembra y Revolución. Con el tiempo, los medios y los fondos necesarios iremos exponiendo otras secciones y blogs para completar todo éste Universo con Historias como La Guerra de Arturo, Relato de un Atrapado o 30 años de Oscuridad. Si decides embarcarte en la aventura, deberías empezar, evidentemente, por el principio. En la columna de la Derecha dispones, en orden cronológico, de todos los capítulos y entradas, comenzando la Novela con La Nota del Autor: Tres Frases para Explicarlo Todo. En el cuerpo principal del Blog iré subiendo los diferentes capítulos, estando siempre el último en la parte de arriba y los anteriores justo debajo. Para terminar, comentarte que tienes la versión del blog para el móvil y, sobretodo, si estás impaciente o si quieres contribuir o patrocinar a un servidor, que por ahora no puede vivir de ésto, puedes acceder a la Librería y comprar éste Libro u otros Cuentos y Relatos, o entrar en La Sastrería y hacerte un cuento a medida

lunes, 20 de junio de 2011

Capítulo 6



 (Todos los Lunes trataré de publicar un nuevo capítulo)

Anteriormente en Semiya: Prólogo - La Palabra fue dada a Jonás - Capítulo 1 - Capítulo 2 -  Capítulo 3 - Capítulo 4 - Capítulo 5


  
El Sr.Winston cogio con xtremo cuidado la lamina. La miro hipnotizado.
-Vaya,vaya,vaya—dijo mientras depositaba la lamina n la mesa.—Biblia—leyo Winston—Vaya,vaya—repitio.
-La lamina es resistente,señor—dijo conciliador Jonás.
-Lo se,lo se—y Winston levanto sus ojos acia Jonás.Staba algo serio,pero al instante volvio a recobrar su rostro amable.—Pobre chico—dijo meneando la cabeza.—Los nervios y el miedo ke abras pasado por un simple accidente.
Jonás se relajo al ver ke Winston le kitaba responsabilidad.
-Cuentame mas,Jonás.¿Por ke decidiste investigar?
-Señor... Nunca abia visto un material parecido y tampoco sabia ke era akeya palabra... Supuse ke staria scrita en otro idioma pues en Global no xsiste...
-Latin—dejo caer Winston.
-Eso ponia en el diccionario...
-Libro—completo Winston.
-Si,señor... ¿D donde es el Latin,señor?...—se atrevio a preguntar Jonás.
-Fue,Jonás,fue—contesto misteriosamente.
-Bien,bien,bien—Winston volvio a mirar la lamina,luego levanto la cabeza y sonrio paternalmente a Jonás.—¿Sabes ke ha pasado,Jonás?
-No,señor.No ntiendo nada—respondio consternado.
-Lo ke ha ocurrido eske eres un chico inteligente.Eso es todo.Tienes un don,un don olvidado ace mucho tiempo.Abria ke escarbar los corazones d miyones de chicos como tu para encontrar ese don...—Winston trato d xplicarse.—La sorpresa,la intriga,la inkietud...Miles d personas abrian pasado por ncima de ese papel,100 lo abrian pisado,kizas diez lo abrian mirado...Pero tu te intrigast.T sorprendist.T preguntast.—Winston cayo y miro seriamente a Jonás.
-T aces muchas preguntas,¿verdad Jonás?—Jonás asintio algo incomodo.—Claro,porke eres un chico observador.Ese es tu don.La capacidad de sorprenderte.Las personas ven todos los días cosas desconocidas o ke no comprenden.Aveces incluso las observan,pero... pero no se acen preguntas,Jonás,por ke ninguna d esas respuestas les dara dinero ni les dara beneficios;no les alimentara ni les ara felices;no secara sus lagrimas ni les animara a la risa.Jonás,tu ves a las personas d tu bloke y t preguntas donde iran.Ves las streyas y t preguntas d donde vienen.T acuestas en tu cama y no sabes por ke stas aki...—Jonás se sentia desnudo.Akel hombre leia en su interiror como si simple cristal recubriera su corazon.Winston le señalo con el dedo y lo meneo.
--Jonás,eres victima d tus propias capacidades intelectuales,ke por algun motivo,en ti han despertado.T aces preguntas porke kieres repuestas.Necesitas Saber.Algo t impulsa a comprender todo lo ke t rodea...—Winston volvio a cayarse unos segundos.—Jonás,tu padre no se ace las preguntas ke tu t aces porke esas preguntas no le aportan nada.Por ke no alimentaran a su familia.Tu padre pasaria por ncima d esta lamina—dijo golpeandola con el dedo indice—sin mirarla sikiera por ke no le inkieta en absoluto...—Winston se stiro n su siyon.—Y así debe d ser.El pueblo pasaria por ncima d sta lamina—y volvio a golpearla con el dedo—y no la verian porke no les interesa.Y asi debe d ser.
Un silencio sobrevolo la sala.Jonás escuchaba atento,pero no comprendia.Winston suspiro y retomo su tono conciliador.
-Jonas,tu necesitas conocer.Es lo ke sientes.Pero Jonás,debes comprender antes una cosa: El conocimiento es el arma mas devastadora ke ha ideado el hombre.Es un arma cuyo poder es tal ke esclaviza todo lo ke toca,incluso a su propio amo.Especialmente a su propio amo.—Winston movia los brazos dando significado a sus palabras,pero su voz era un susurro temeroso. Como akeya calma posterior a la tormenta,tras esta tormenta d palabras murmuradas Winston volvio a cayar.Su semblante denotaba una lucha interior.Algunas gotas de sudor asomaban en su frente como ideas o deseos pugnando por su libertad.Se recosto nel siyon.
-Jonás,¿ya sabes ke es sto?—pregunto al rato plantando su mano abierta sobre la lamina.
-No señor—contesto Jonás.Pero su orguyo le impidio cayarse del todo.—Parece ke la lamina sta compuesta por algo parecido a fibra textil—pero nada mas mpezar a ablar se arrepintio.—Es resistente.Hoy la he doblado...—dijo señalando vagamente la skina—Poco más.Solo lo ke decia el diccionario.
-Pues Jonás,ya sabes mas ke la mayoria dlas personas del planeta.—Sto,Jonás,dijo cogiendo con cuidado la lamina y levantandola nel aire—es una Hoja.
-¿Hoja,señor?
-Si,Jonás.Pero no d un arbol.Ste material tiene como minimo tres siglos.
-¿Tres siglos?—pregunto asombrado Jonás.
-Si,hijo,si.Aki escribian los conocimientos antiguamente.
Winston miro los ojos d Jonás intensamente.
-¿Lo entiendes todo ahora,Jonás?
Jonás,serio,mudo y rigido asintio levemente.
-Pues por ahora eso es suficiente.—Winston se relajo.Por fin volvio a sonreir.-Durante sta tarde estudiare tu caso.
-Bien,bien,bien—dijo levantandose—Vamos Jonás,puedes irte a casa.—Jonás no reaciono.No speraba irse tan pronto.Winston le cogio suavemente del brazo y se dirigieron a la puerta—Hijo,es posible ke ayas cometido un delito,pero no eres culpable d nada.¡No t ncerrare nlas mazmorras!—dijo alzando la voz y sonriente.
-¿Mazmorras?—pregunto Jonás.
-Si,Jonás...tienes muchas preguntas,¿verdad muchacho? –Winston abrio la puerta—Pero por hoy es suficiente.Solo t dejare acer una pregunta,¿d acuerdo,Jonás?—Jonás asintio—¿Y  bien,cual es?
Jonás penso unos segundos.
-Señor,¿ke significa Gn?—Winston sonrio.
-Gn es la abreviatura d Genesis—contesto.
-¿Y ke es Genesis?—pregunto Jonás.
-Eso,hijo,son dos preguntas—y por fin,Winston y Jonás compartieron una sonrisa.
-Anda,vete a casa.Mañana deberas volver y seguiremos hablando.No te preocupes por nada,solo hablaremos sobre tu futuro en la universidad.Esa sera tu condena. O tu deseo,¿verdad?—pregunto Winston mientras le daba un leve empujon a Jonás.
-Si, señor...¿como lo sabia?
-Hijo,la cara es el espejo del alma.—contesto sonriente.—Asta mañana,Jonás.
-Asta mañana,señor—se despidio mientras se cerraba la puerta.

Jonás kedo solo nel ancho pasiyo mirando akeya puerta.Todo abia pasado.No abia sido tan malo.Enfilo sus pasos acia la salida.Se sentia xtraño.Se mezclaban sentimientos opuestos: confusion,claridad, opresion,libertad,impotencia,tristeza,alegria...Era un torbeyino d ideas ke caian sin orden en su corazon. Yego a la recepción casi a la carrera.Ayi staban Yedra y Sara,d pie ablando trankilamente.Al verle se cayaron. Siempre sonrientes.
-Bueno Jonás,¿viste ke no pasaba nada?-le dijo Sara aciendole un guiño.—Jonás respondio con una sonrisa.
-Me..me voy...—dijo como si estuviera pidiendo permiso.
-No t olvides d volver mañana,¿eh?—le recordo Yedra sonriendo y acercandose al ascensor para yamarlo.
-No,no—contesto Jonás.Las puertas se abrieron y Jonás entro.
-Asta mañana,Jonás—dijeron las mujeres.
-Asta mañana—y las puertas se cerraron.
El ascensor comenzo a bajar.cada vez mas rapido.Pero akel mundo y akeyas personas ke al ir veia empekeñecer, no recobraron su tamaño original.Jonás lo seguia viendo pekeño.Una sonrisa mpezo a aflorar en sus labios.Llego a la planta baja y salio al hall.Dio cuatro pasos en direccion a la salida.Se paro.Miro a los agentes del mostrador central.Staban a lo suyo.Siguio andando y paso junto a eyos.Sintio como uno d los oficiales d antes lo seguia con la mirada.Por segundos creyo ke le detendrian.Pero no,era libre.Y asi se sintio.Llego a la puerta zero y la cruzo.Miro la caye y se detuvo.Un mundo xtrañamente nuevo se xtendia ante si.Se sentia ciertamente feliz y confusamente Libre.Dio un paso y ntro en ese mundo nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario